Blog

Falsos mitos del pan

¿Cuántas veces has oído eso de que “el pan engorda? Seguro que muchas, pero seguro que también ya sabes bien que se trata de mito falso y que cada vez hay más estudios que demuestran que el pan puede, y debe, estar presente en nuestra dieta ya que es una excelente fuente de hidratos de carbono y aporta vitaminas, minerales y fibra. Incluso si estás siguiendo una dieta de adelgazamiento, los expertos insisten en que se puede consumir una cantidad controlada de pan.

Este es el ejemplo más claro de que existen una serie de falsos mitos alrededor del pan, algunos de los más curiosos. Queremos mostrarte unos ejemplos, que incluso a lo mejor pensabas que eran ciertos:

  • El pan contiene Colesterol:

El pan tiene pocas grasas y, como son de origen vegetal, no contiene colesterol.  Es más, una reciente investigación del departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona indica que las personas que comen pan de manera habitual muestran bajos niveles de colesterol y un estado de salud más saludable desde el punto de vista cardiovascular.

  • La miga engorda más que la corteza:

Las dos partes del pan aportan los mismos nutrientes, la diferencia es que la corteza se deshidrata durante el horneado mientras que la miga conserva el agua.

  • El pan integral tiene menos calorías:

No existen grandes diferencias en el aporte calórico del pan blanco (261 calorías por cada 100 g) y del integral (221 calorías). La ventaja del pan integral es su alto contenido en fibra, que  fomenta una mayor sensación de saciedad y evita el estreñimiento.

  • Los diabéticos no pueden comer pan:

Las personas con diabetes no tienen que dejar de comer pan, pueden incluirlo en su dieta pero en pequeñas cantidades. Lo que si es cierto es que para ellos es más beneficioso el consumo de pan integral que el de pan blanco, ya que el primero retrasa la absorción de la glucosa.

  • El pan es un alimento con alto contenido en sodio:

El pan contiene sodio, pues es indispensable para darle sabor y textura, pero el pan que consumimos actualmente en nuestro país es el más “soso” de Europa. Una rebanada de pan tiene unos 100mg de sodio, lo que representaría sólo el 5% de lo que se puede consumir diariamente.

  • En España se consume mucho pan:

Aunque existe la creencia de que nuestro país es muy “panero”, lo cierto es que no llegamos a cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuando al consumo de este alimento. Tanto la OMS como los expertos nutricionistas recomiendan consumir entre 220 y 250 gramos de pan al día repartidos entre las principales comidas, mientras que el consumo medio actual en nuestro país se sitúa en los 150 gramos.